Grupo Zeta sigue bloqueando la negociación con el árbitro en El Periódico

La dirección de Grupo Zeta sigue bloqueando los avances en el intento de negociación pevia al laudo arbitral. En una reunión que tuvo lugar el martes 27 de junio, la empresa siguió negándose a devolver las rebajas salariales aplicadas de forma ilegal en junio y a dar garantías de que los directivos y Antonio Asensio también arrimarán el hombro para contribuir a la viabilidad de El Periódico de Catalunya
Al mismo tiempo, la dirección del grupo sigue poniendo pegas para asumir mecanismos que eviten reducciones de plantilla salvajes y para que el posible ahorro en masa salarial repercuta en las condiciones de la plantilla mediante un mecanismo de revisión. 

El comité dejó claro a la empresa y al árbitro que no puede renunciar a las peticiones de reparto de esfuerzos entre todos y de mecanismos para defender los puestos de trabajo e intentar suavizar los sacrificios de la plantilla. El comité no puede ceder más en un proceso en el que ha demostrado su responsabilidad, y más después de conocer que el árbitro designado en el descuelgue del diario Sport ha reducido la rebaja salarial del 21% al 8%.

A la vista del bloqueo de la dirección, el árbitro de El Periódico anunció que hará una propuesta de preacuerdo en los próximos días con el fin de evitar el laudo. El comité analizará si esa propuesta cumple con los requisitos imprescindibles antes de trasladarla a la asamblea. En caso contrario, el laudo será inevitable y puede abrir un nuevo escenario en el que sea necesario reactivar las movilizaciones de todo tipo para defender nuestros empleos y nuestras condiciones laborales.

Anuncios

La dirección de Grupo Zeta rechaza una oferta de un 10% de rebaja

Los representantes de la dirección de El Periódico y de Grupo Zeta rechazaron el martes pasado, en una reunión de mediación en Treball, una oferta formulada por el Comité Intercentros de una rebaja salarial del 10% acompañada de una reducción del tiempo de trabajo. La oferta supone un ahorro directo en masa salarial de alrededor de 1,5 millones de euros anuales, a lo que hay que sumar otros ahorros e ingresos como consecuencia de la extensión de la medida al personal fuera de convenio así como la reducción del alquiler, amortización anticipada del crédito que nos debe Zeta Audiovisual y posibles salidas voluntarias de trabajadores. El importe final de todas esas medidas sobre la masa salarial podría igualar o superar incluso el 16% que exige la empresa. El comité ha planteado la necesidad de llegar a un acuerdo transitorio hasta que concluya la refinanciación con la banca y la venta de Ediciones B con el fin de conocer cómo queda la situación de la empresa a partir de ese momento y de si es posible poner en marcha un plan de bajas incentivadas voluntarias. La dirección de la empresa también ha rechazado este planteamiento y ha reiterado el trágala de un 16% de rebaja para los próximos dos años incluyendo un ERTE como el de 2014-2017.

Tres meses después de que la la compañía anunciara el descuelgue salarial del convenio colectivo, para incumplir el acuerdo de recuperación de los sueldos, la dirección ha entregado hoy las cuentas anuales completas auditadas o provisionales de 2016 tanto de El Periódico SL como del resto de sociedades del perímetro intercentros, una documentación que formaba parte de la veintena de peticiones realizadas por el comité para no actuar en una situación de indefensión y que la empresa consideraba innecesaria. La empresa demuestra de esta manera que sigue obrando de mala fe pues continúa ocultando otra información indispensable que permitiría evaluar la situación real. En la documentación facilitada, los auditores clarifican que las negociaciones con la banca para la refinanciación del Grupo se resolverán favorablemente en breve, desmintiendo así la afirmación del representante de Recursos Humanos que insistió en varias ocasiones que la negociación estaba muy verde y que ni siquiera había habido reuniones de la dirección de Grupo Zeta con la banca. Por todo ello consideramos que ahora es un momento idóneo para que los representantes de la comisión ejecutiva (Agustín Cordón, Conrado Carnal y Antonio Asensio) nos den las explicaciones y detalles de los objetivos y estado de la refinanciación y de la venta de la unidad de libros en una reunión que les solicitamos hace ya un mes y sobre la que aun no han respondido.

Después de intentar aproximar las posiciones tanto en las reuniones en Treball como en el Col·legi d’Advocats de Barcelona, queda el último paso del procedimiento del descuelgue, que consiste en un arbitraje y que se espera que la empresa lo solicite en breve a la Comisión Consultiva de Convenios Colectivos. En previsión de ese movimiento, el comité ha encargado un contrainforme a un perito independiente sobre la supuesta causa económica que motiva el descuelgue de convenio y la proporcionalidad de la medida propuesta por la empresa que tendrán que evaluar los árbitros de la Comisión Consultiva.

El comité reitera su disposición a negociar un acuerdo sobre unas bases razonables que incluya esfuerzos de todas las partes implicadas y que tenga en cuenta cómo quedará el grupo y El Periódico SL después de la refinanciación. Sin embargo, el comité asistido por el mandato de la asamblea, responderá con contundencia a cualquier agresión a la plantilla tal como hemos demostrado con los tres días de huelga, que permitieron la recuperación de la rebaja aplicada 

Grupo Zeta y El Periódico rechazan una oferta de negociación del comité

La dirección de Grupo Zeta y El Periódico de Catalunya ha rechazado una oferta de negociación planteada por el Comité de Empresa Intercentros en la mediación que ha tenido lugar en Madrid. Los directivos de la compañía se han negado a dar marcha atrás en la rebaja unilateral del 16% impuesta a la plantilla en abril y a abrir un nuevo marco negociador para abordar de forma global una reducción de la masa salarial. 
El Comité Intercentros ha planteado en el Servicio de Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA) la necesidad de tener acceso a informaciones imprescindibles como las cuentas completas de 2016 en las que se basan las supuestas causas económicas alegadas por la empresa para iniciar un procedimiento de descuelgue salarial del convenio colectivo con el fin de no aplicar el acuerdo de recuperación de los sueldos a partir de abril de 2017. En base a esta información pendiente, el comité ha puesto sobre la mesa un nuevo marco de negociación de todos los aspectos que afectan a las cuentas de la empresa, comenzando por las aportaciones de la propiedad y los directivos, la posibilidad de que haya salidas voluntarias de trabajadores y las condiciones de la plantilla dentro del próximo convenio colectivo. El rechazo de la empresa se produce a pesar de que la propia compañía ha abierto una negociación en esos mismos términos en el Diario Córdoba.

Los representantes de los 400 trabajadores de El Periódico y sus empresas de servicios han exigido a la dirección que dé marcha atrás en la rebaja impuesta en las nóminas de abril y que compense a los empleados como condición imprescindible para trasladar a la plantilla la posibilidad de desconvocar parcial o totalmente los cinco días de huelga convocados del 15 al 19 de mayo. Ante la negativa de la dirección a asumir las peticiones del comité, la reunión de mediación ha finalizado sin acuerdo.

La actitud cerrada de la empresa hace más necesaria todavía la huelga convocada con el respaldo del 80% de la plantilla. El Departament de Treball ha convocado una reunión de mediación pr via a la huelga el jueves a las 10.00 horas. En los últimos días, los trabajadores han expresado de forma individual a Recursos Humanos su disconformidad con la rebaja que se les ha impuesto a través de correos electrónicos enviados al departamento. La preparación de la huelga y de las movilizaciones, que tendrán como objetivo principal el Premio Català de l’Any del martes 16 de mayo, se llevará a cabo mediante asambleas por áreas y una general durante esta semana. 

El Comité de El Periódico insta a Asensio a dar la cara


El Comité Intercentros ha instado a Antonio Asensio y a la alta dirección de Grupo Zeta a dar la cara y aclarar sus planes ocultos en relación con El Periódico de Catalunya y el resto del grupo. Antonio Asensio, junto con el consejero delegado, Agustín Cordón, y el director general, Conrado Carnal, tienen que dar explicaciones sobre las informaciones que han ido apareciendo en medios de comunicación, como consecuencia de filtraciones interesadas, de asuntos que afectan directamente a la situación financiera y a la plantilla de la compañía. La venta de Ediciones B y el plan de negocio presentado por la dirección y por Deloitte ante la banca son elementos esenciales que no se pueden ignorar en el procedimiento de descuelgue del convenio con el que la empresa quiere aplicar una rebaja salarial salvaje. Por eso es impresentable la respuesta del director de recursos humanos, Carlos Jiménez, a la exigencia de información del comité tirando pelotas fuera o admitiendo abiertamente que él no tiene ni idea de la negociación con la banca ni del ERE que prepara el grupo. Por todo ello, consideramos inexcusable que Asensio, Cordón y Carnal den la cara para retirar la cortina de humo con la que intentan esconder sus planes ya que no es posible una negociación a ciegas y con la voluntad evidente de engañar a la plantilla.

La dirección de Grupo Zeta se burla de la plantilla

En la última reunión mantenida dentro del procedimiento del descuelgue, la dirección de Grupo Zeta dio un paso más en su actitud de desprecio y burla a la plantilla con su primer movimiento desde que anunció una rebaja salarial del 21% hace ya casi dos meses. Ante la insistencia del comité de que la empresa está obligada legalmente a proponer medidas que suavicen o eviten el descuelgue del convenio, la respuesta de Grupo Zeta fue bajar del 21% al 20%. Dos meses para reducir su propuesta en un punto y negándose a dar más de 20 peticiones de información imprescindible y sin responder a las medidas que planteó el comité para reducir gastos y aumentar ingresos. Entre esas medidas se encuentran aportaciones irrenunciables de la propiedad a la viabilidad del grupo, como la reducción de la factura del alquiler y la devolución de un crédito pendiente, así como una adecuación de la estructura de dirección, que sigue creciendo.

Después de la reunión que tuvo lugar en Semana Santa, el procedimiento del descuelgue del convenio iniciado por la dirección se encuentra a la espera de la convocatoria de nuevos encuentros en el marco de la mediación prevista legalmente dentro de la penúltima fase antes de un posible arbitraje. Sin embargo, el Comité se ratifica en la nulidad de todo el procedimiento de la empresa ante la mala fe manifiesta con ocultación de información que se ha ido filtrando y que muestran sus verdaderas intenciones en relación con la plantilla. Por todo ello, reiteramos la recomendación de que los trabajadores cumplan escrupulosamente la jornada prevista en el convenio de 7 horas y 12 minutos . Al mismo tiempo, convocaremos una próxima asamblea para analizar la puesta en marcha de las acciones legales y movilizaciones que sean necesarias si la dirección incumple el convenio y el procedimiento de descuelgue y aplica de forma unilateral alguna rebaja en la nómina de abril.     

​Carta de la plantilla de El Periódico a la banca y las instituciones

Como representantes de los 400 trabajadores de El Periódico de Catalunya y sus empresas de servicios de administración, informática, publicidad y logística queremos informarle de la situación por la que atraviesa la empresa. Como probablemente sabrá, estamos sufriendo recortes laborales traumáticos desde 2008 en forma de congelación salarial, un ERE con más de 500 afectados en 2009 y rebajas salariales en 2012 y 2014. Ahora, la dirección de Grupo Zeta nos ha comunicado su intención de incumplir el último acuerdo de recuperación de sueldos que se había pactado a partir de abril y, en su lugar, aplicarnos una rebaja de un 21%. Y ello a pesar de que el diario logró un EBITDA de 5,3 millones en 2016, lo que supone una rentabilidad superior al 9% sobre los ingresos. 

Los comités de empresa de las compañías afectadas, agrupados como Comité Intercentros de El Periódico, hemos advertido a la dirección de las graves consecuencias que tendrá para la compañía saltarse este acuerdo e imponer un nuevo recorte de forma unilateral. Tenemos la solvencia y la credibilidad de haber solventado situaciones delicadas anteriores con acuerdos firmados con el fin de contribuir a la viabilidad de la empresa y al mantenimiento de los puestos de trabajo. Sin embargo, los directivos de Grupo Zeta han ido incumpliendo de forma sistemática todos los acuerdos firmados. 

Hemos tenido conocimiento de las negociaciones en marcha entre Grupo Zeta y los bancos acreedores con el fin de refinanciar la deuda pendiente y conceder fondos adicionales para llevar a cabo medidas, incluidas las laborales, en línea con las recomendaciones del plan de viabilidad elaborado por Deloitte. El Comité Intercentros ha denunciado la mala fe de la dirección de Grupo Zeta al ocultar información que afecta directamente a la plantilla, como el plan de negocio sobre el que se basará la decisión de la refinanciación. La transparencia, la buena fe de la dirección y el reparto de los esfuerzos entre todas las partes afectadas son condiciones imprescindibles para que el Comité negocie un acuerdo en las actuales circunstancias. 

En ese contexto, no podemos entender que se nos exija una rebaja de sueldos del 21% mientras el colectivo de directivos sigue engordando sin cesar en los últimos años recolocando a ejecutivos desplazados con aumentos retributivos en varios casos y se va laminando el resto de plantilla. Tampoco podemos entender que se nos quieran imponer más sacrificios cuando la dirección de Grupo Zeta ha reconocido que la familia propietaria del grupo nos ha doblado el alquiler que nos cobra este año recuperando (ellos sí) los precios por encima del mercado que nos aplicaban antes del acuerdo de 2014. Son algunos ejemplos de las incoherencias y las situaciones a todas luces inasumibles por la plantilla y por cualquier empresa mínimamente seria.     

Por todo ello, apelamos a usted para que interceda, en la medida de lo posible, para ayudarnos a desbloquear esta situación que pasa por la consecución del clima imprescindible de transparencia, buena fe y contribución entre todos para ayudar a la viabilidad de El Periódico de Catalunya y de Grupo Zeta.  

​El Comité de El Periódico denuncia a Grupo Zeta en la Inspección de Trabajo

El Comité Intercentros ha presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo contra la dirección de Grupo Zeta y de El Periódico de Catalunya SL por ocultar deliberadamente información esencial y relevante en el proceso de descuelgue del convenio para intentar imponer una rebaja de sueldos del 21%. La denuncia solicita a la inspección que tome las medidas necesarias para instar a la dirección de la compañía a facilitar la información requerida, que incluye la evolución de la masa salarial y del colectivo de los directivos así como el objetivo y los detalles de la negociación en marcha con la banca para refinanciar la deuda.

Representantes de los comités de empresa de todas las empresas vinculadas al Convenio Colectivo Intercentros de El Periódico de Catalunya han firmado la denuncia contra la actitud de la dirección durante el periodo de consultas del proceso de inaplicación salarial al considerar que deja a la plantilla en una flagrante situación de indefensión al no disponer de informaciones relevantes para su situación laboral y en relación con los planes actuales y futuros de la compañía. El Comité Intercentros considera que la dirección está ocultando de forma premeditada el plan de viabilidad que ha elaborado Deloitte para la banca en relación con las medidas que quiere llevar a cabo Grupo Zeta en los próximos meses y sus posibles efectos sobre la plantilla. 

Por su parte, la dirección de la empresa ha confirmado, cuando ha sido preguntada directamente, que no solo ha pedido ampliar plazos de devolución del préstamo sino también ha pedido cantidades adicionales que aumentarán su endeudamiento sin especificar el uso que dará a esa cantidad aunque ha adelantado que podrían aplicarse en tomar medidas laborales
Los 15 días del periodo de consultas del procedimiento de descuelgue por el que la empresa pretende incumplir su obligación recogida en convenio de empezar a pagar el 100% del salario a partir de abril acabaron supuestamente el pasado viernes día 24 sin acuerdo y sin que la compañía haya variado ni un milímetro su posición inicial. 

El Comité Intercentros, aunque ha asistido a todas las reuniones, no quiso constituir la comisión negociadora puesto que entiende que la dirección ha obrado y obra de mala fe al haber ocultado al menos durante tres meses (cuando informó a los bancos de la situación) la información que ahora utiliza para justificar la inaplicación de convenio, vulnerando el contenido del art.64 del Estatuto de Trabajadores. El Comité también advirtió a la empresa que no es posible crear un colectivo a medida para enmascarar la información de los costes reales de dirección y sus posibles bonificaciones e incrementos salariales durante los años que se ha aplicado el ERTE, ya que excepto los contratos de Alta Dirección, el resto están sujetos a convenio según el art.1 del Convenio y del Estatuto de Trabajadores. La empresa, que considera que estos aspectos no tienen incidencia sobre la realidad económica de Grupo Zeta, ha comunicado que pretende iniciar esta semana la segunda fase del procedimiento, en el que la comisión paritaria del convenio tiene que analizar la petición empresarial y sus alternativas durante un plazo de siete días.

El Comité volvió a instar a la empresa a retirar el procedimiento para iniciar una negociación sin amenazas ni contadores en marcha y asumiendo su obligación en relación con los salarios. Ante su negativa, el Comité entregó un informe preliminar en el que cuestiona el procedimiento por graves defectos formales y por la inexistencia de las causas económicas que alega la dirección. Como medidas alternativas a la rebaja del 21%, el Comité presentó varias propuestas que incluyen una adecuación de la estructura directiva, que se ha ido engordando en los últimos años, tal como ya se ha hecho con el resto de la plantilla, que ha sufrido una fuerte reducción y a la que se trata de forma discriminatoria puesto que el personal directivo está excluido de todas las medidas propuestas de rebaja. También se plantean medidas para eliminar costes de servicios externos, aumentar los ingresos y rentabilizar el incremento de visitas de la web conseguido con el esfuerzo de la plantilla. 

Al mismo tiempo, el Comité convocó la Comisión de Seguimiento del ERTE para recordar a la compañía algunos asuntos pendientes de solución por parte de la empresa desde hace un año, y la vuelta a los horarios con jornada completa a partir del 1 de abril, con 7 horas y 12 minutos. La plantilla SÍ cumplirá el convenio, a diferencia de la empresa, y responderá con contundencia si la dirección aplica una rebaja unilateral.

JUICIO A LOS DIRECTIVOS DE GRUPO ZETA EN LA AUDIENCIA NACIONAL

 

La dirección de Grupo Zeta admite que se bajó el sueldo menos de lo pactado y se defiende lanzando falsedades sobre la plantilla

La dirección de Grupo Zeta fue juzgada en una vista que tuvo lugar en la Audiencia Nacional el pasado lunes 19 de diciembre por la denuncia presentada por los comités de empresa en representación de los trabajadores. Los tres abogados que representaron a las sociedades demandadas admitieron que el personal fuera de convenio se bajó el sueldo por debajo del 9% al que se habían comprometido en el acuerdo de rebaja salarial firmado en 2014 y que dio pie a la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE).

wpid-1393106987355.jpg

Los defensores de la empresa reconocieron que los directivos se recortaron sus retribuciones alrededor del 7%, dos puntos menos del 9% que aceptaron en 2014 y que desde entonces se aplica sobre todos los conceptos salariales, incluido el kilometraje, a los 600 empleados afectados de El Periódico de Catalunya, Sport y revistas de Grupo Zeta.

Los tres abogados que contrató la empresa para defenderse llevaron a cabo un ejercicio de autojustificación de los altos directivos que han provocado esta situación y siguieron una estrategia que consistió en sembrar la confusión lanzando falsedades sobre la plantilla y buscando argucias jurídicas para invalidar la demanda. La dirección presentó un informe de un supuesto perito sin ningún rigor ni comprobación que cifraba la rebaja de la masa salarial de los trabajadores de convenio en el 4,42% debido a supuestos premios, levantamientos de ERTE y a que todos los trabajadores cobramos la prestación máxima de desempleo. Es un ejemplo de las falsedades y las trampas utilizadas por la dirección de Grupo Zeta.

El juicio quedó visto para sentencia, que confiamos que no se demore mucho más tiempo.