El Periódico incumple el último acuerdo y ofrece el mínimo de 20 días

img_0463-4La dirección de Grupo Zeta ha enseñado hoy su verdadera cara al ofrecer como incentivo para las bajas voluntarias en El Periódico la indemnización mínima legal prevista para despidos de 20 días de sueldo por año de servicio con un tope de 12 mensualidades. Detrás de su oferta de negociar alternativas al despido del 45% de la plantilla se encontraba una nueva trampa que consiste en incumplir el último acuerdo firmado en julio de 2017, que establece una indemnización de 26 días de sueldo con un màximo de 16 meses más 3.000 euros.

Este incumplimiento vergonzoso y con total desfachatez demuestra la nula voluntad de llegar a un acuerdo o de suavizar un ERE salvaje por parte de Grupo Zeta y de la dirección de El Periódico, que mantienen su objetivo de echar a casi la mitad de la plantilla a pesar de que en los últimos meses ya han dejado la compañía una decena de personas. El comité ha reclamado a la dirección que, en primer lugar, demuestre cómo prevé mantener las ediciones de papel y digital del diario con un recorte de plantilla que supone un golpe irreversible. Al mismo tiempo, hemos instado a Grupo Zeta a demostrar con hechos su voluntad de negociaciar de buena fe y que haga una oferta económica con cara y ojos, incluso por encima de la indemnización fijada en julio pasado, con el fin de que haya el máximo número posible de voluntarios.

Asimismo, el comité ha reclamado a la empresa que dé información detallada incluyendo las cuentas completas de 2017 y hemos advertido a la dirección del agravamiento de las caídas de ventas, publicidad y suscriptores en los últimos meses coincidiendo con el conflicto político en Catalunya. En este sentido, hemos criticado la decisión de prescindir del dibujante Miquel Ferreres ya que puede generar todavía más rechazo entre los lectores.

El comité mantiene su estrategia de combatir el ERE anunciado con acciones legales y en la calle de las que os informaremos con más detalle en los próximos días, después de un encuentro con el consejero delegado y el director general programado para el lunes 5 de febrero.