El Comité de El Periódico insta a Asensio a dar la cara


El Comité Intercentros ha instado a Antonio Asensio y a la alta dirección de Grupo Zeta a dar la cara y aclarar sus planes ocultos en relación con El Periódico de Catalunya y el resto del grupo. Antonio Asensio, junto con el consejero delegado, Agustín Cordón, y el director general, Conrado Carnal, tienen que dar explicaciones sobre las informaciones que han ido apareciendo en medios de comunicación, como consecuencia de filtraciones interesadas, de asuntos que afectan directamente a la situación financiera y a la plantilla de la compañía. La venta de Ediciones B y el plan de negocio presentado por la dirección y por Deloitte ante la banca son elementos esenciales que no se pueden ignorar en el procedimiento de descuelgue del convenio con el que la empresa quiere aplicar una rebaja salarial salvaje. Por eso es impresentable la respuesta del director de recursos humanos, Carlos Jiménez, a la exigencia de información del comité tirando pelotas fuera o admitiendo abiertamente que él no tiene ni idea de la negociación con la banca ni del ERE que prepara el grupo. Por todo ello, consideramos inexcusable que Asensio, Cordón y Carnal den la cara para retirar la cortina de humo con la que intentan esconder sus planes ya que no es posible una negociación a ciegas y con la voluntad evidente de engañar a la plantilla.

La dirección de Grupo Zeta se burla de la plantilla

En la última reunión mantenida dentro del procedimiento del descuelgue, la dirección de Grupo Zeta dio un paso más en su actitud de desprecio y burla a la plantilla con su primer movimiento desde que anunció una rebaja salarial del 21% hace ya casi dos meses. Ante la insistencia del comité de que la empresa está obligada legalmente a proponer medidas que suavicen o eviten el descuelgue del convenio, la respuesta de Grupo Zeta fue bajar del 21% al 20%. Dos meses para reducir su propuesta en un punto y negándose a dar más de 20 peticiones de información imprescindible y sin responder a las medidas que planteó el comité para reducir gastos y aumentar ingresos. Entre esas medidas se encuentran aportaciones irrenunciables de la propiedad a la viabilidad del grupo, como la reducción de la factura del alquiler y la devolución de un crédito pendiente, así como una adecuación de la estructura de dirección, que sigue creciendo.

Después de la reunión que tuvo lugar en Semana Santa, el procedimiento del descuelgue del convenio iniciado por la dirección se encuentra a la espera de la convocatoria de nuevos encuentros en el marco de la mediación prevista legalmente dentro de la penúltima fase antes de un posible arbitraje. Sin embargo, el Comité se ratifica en la nulidad de todo el procedimiento de la empresa ante la mala fe manifiesta con ocultación de información que se ha ido filtrando y que muestran sus verdaderas intenciones en relación con la plantilla. Por todo ello, reiteramos la recomendación de que los trabajadores cumplan escrupulosamente la jornada prevista en el convenio de 7 horas y 12 minutos . Al mismo tiempo, convocaremos una próxima asamblea para analizar la puesta en marcha de las acciones legales y movilizaciones que sean necesarias si la dirección incumple el convenio y el procedimiento de descuelgue y aplica de forma unilateral alguna rebaja en la nómina de abril.     

​Carta de la plantilla de El Periódico a la banca y las instituciones

Como representantes de los 400 trabajadores de El Periódico de Catalunya y sus empresas de servicios de administración, informática, publicidad y logística queremos informarle de la situación por la que atraviesa la empresa. Como probablemente sabrá, estamos sufriendo recortes laborales traumáticos desde 2008 en forma de congelación salarial, un ERE con más de 500 afectados en 2009 y rebajas salariales en 2012 y 2014. Ahora, la dirección de Grupo Zeta nos ha comunicado su intención de incumplir el último acuerdo de recuperación de sueldos que se había pactado a partir de abril y, en su lugar, aplicarnos una rebaja de un 21%. Y ello a pesar de que el diario logró un EBITDA de 5,3 millones en 2016, lo que supone una rentabilidad superior al 9% sobre los ingresos. 

Los comités de empresa de las compañías afectadas, agrupados como Comité Intercentros de El Periódico, hemos advertido a la dirección de las graves consecuencias que tendrá para la compañía saltarse este acuerdo e imponer un nuevo recorte de forma unilateral. Tenemos la solvencia y la credibilidad de haber solventado situaciones delicadas anteriores con acuerdos firmados con el fin de contribuir a la viabilidad de la empresa y al mantenimiento de los puestos de trabajo. Sin embargo, los directivos de Grupo Zeta han ido incumpliendo de forma sistemática todos los acuerdos firmados. 

Hemos tenido conocimiento de las negociaciones en marcha entre Grupo Zeta y los bancos acreedores con el fin de refinanciar la deuda pendiente y conceder fondos adicionales para llevar a cabo medidas, incluidas las laborales, en línea con las recomendaciones del plan de viabilidad elaborado por Deloitte. El Comité Intercentros ha denunciado la mala fe de la dirección de Grupo Zeta al ocultar información que afecta directamente a la plantilla, como el plan de negocio sobre el que se basará la decisión de la refinanciación. La transparencia, la buena fe de la dirección y el reparto de los esfuerzos entre todas las partes afectadas son condiciones imprescindibles para que el Comité negocie un acuerdo en las actuales circunstancias. 

En ese contexto, no podemos entender que se nos exija una rebaja de sueldos del 21% mientras el colectivo de directivos sigue engordando sin cesar en los últimos años recolocando a ejecutivos desplazados con aumentos retributivos en varios casos y se va laminando el resto de plantilla. Tampoco podemos entender que se nos quieran imponer más sacrificios cuando la dirección de Grupo Zeta ha reconocido que la familia propietaria del grupo nos ha doblado el alquiler que nos cobra este año recuperando (ellos sí) los precios por encima del mercado que nos aplicaban antes del acuerdo de 2014. Son algunos ejemplos de las incoherencias y las situaciones a todas luces inasumibles por la plantilla y por cualquier empresa mínimamente seria.     

Por todo ello, apelamos a usted para que interceda, en la medida de lo posible, para ayudarnos a desbloquear esta situación que pasa por la consecución del clima imprescindible de transparencia, buena fe y contribución entre todos para ayudar a la viabilidad de El Periódico de Catalunya y de Grupo Zeta.